La felicidad y el emprendimiento de la mano

Andrés y yo como escritores del Blog de Un Emprendedor tratamos diferentes temas con relación al emprendimiento (¡obviamente!), pero entre estos también nos hemos venido enfocando en temas que ayudarán al emprendedor a no solo ser exitoso en su vida profesional sino también en su vida personal. Por esta razón hemos hablado de la motivación, la inteligencia emocional, el plan de vida, entre muchos otros temas.

Ayer tuve la oportunidad de hablar sobre la vida y los negocios con una persona que me dijo lo siguiente: “Las personas tenemos en nuestras vidas diferentes vasos. Cada uno de estos vasos tiene diferentes nombres o por decirlo de alguna manera roles. Así hay un vaso diferente para el trabajo, la familia, la relación con la pareja, los amigos, la educación, entre otros”. Según lo que hablábamos, me decía que la única forma en que podemos ser realmente felices es si logramos tener llenos todos nuestros “vasos”. Con uno solo que se encuentre vacío la persona se sentirá insatisfecha y no podrá ser realmente feliz.

Lo que me indicó esta persona me dejó pensando y en realidad creo que está en lo cierto. Como lo he repetido varias veces en mis artículos, el camino del emprendimiento no es fácil y es muy exigente en especial en cuanto al tema de tiempo y dedicación. Muchas veces los emprendedores deben dejar de llenar sus otros “vasos” para poder cumplir con lo que requiere su “vaso” de trabajo. Es cierto que a veces esto es necesario, no hay forma de lograr ser exitosos en nuestros negocios sin un poco de sacrificio y de dedicación, pero no debemos olvidar que ser empresario no es el fin sino el camino para lograr ciertos objetivos en nuestra vida como la estabilidad financiera e independencia económica.

De esta forma la invitación que le hago al lector por medio de este artículo es a que meditemos sobre nuestras vidas, los objetivos que tenemos y los vasos que debemos llenar para ser felices. Aunque seguramente tengamos que ocuparnos en algunos momentos más en nuestro “vaso” del trabajo, intentemos que esto solo sea algo temporal y que en el largo plazo nuestro negocio nos permita tener llenos los otros vasos, para así ser realmente felices con nuestras vidas.

Imagen tomada de Flickr.com

Deja una respuesta