Cuando las Cosas Salen Bien (¡y se empiezan a ver los Resultados!)

Cuando las Cosas Salen Bien (¡y se empiezan a ver los Resultados!)

En muchos artículos anteriores de este Blog, he hablado una y otra vez de lo complicada que puede llegar a ser la ruta Emprendedora. Esta es una ruta muy interesante, que puede traer grandes éxitos pero que no siempre es fácil de transitar. Las metas usualmente se fijan a largo plazo y para lograrlas, toca sortear muchos obstáculos y tener mucha paciencia.

Yo he transitado en varias oportunidades esta ruta. En ocasiones he logrado mi meta, pero en otras he fracasado (aunque este fracaso lo considero algo positivo, pues he aprendido mucho y crecido como persona). Sin embargo hoy en este artículo me quiero centrar en lo que sucede cuando todo ese trabajo, ese esfuerzo y esa paciencia dan frutos y se empiezan a ver los resultados. Es un punto donde todavía falta mucho por recorrer, pero el emprendedor puede palpar que va por buen camino y que así falte buena parte del mismo, se sabe que los resultados están empezando a verse.

Este tema lo traigo el día de hoy pues es algo que estoy viviendo a nivel personal. Como he comentado en entradas anteriores, hace algo más de año y medio me independicé, renuncié a mi trabajo fijo y pago y monté una firma consultora, llamada Consultorías 360°. Aunque esta consultoría técnicamente pertenece a otra empresa, que no es de mi propiedad, en la práctica soy independiente y no le respondo a nadie. Esto también implica que el mes que no trabajé, mis ingresos se ven reducidos drásticamente.Read more